Sin categoría
Dejar un comentario

El efecto del tiempo

Cuando los días grises se apropian de mis ganas de vivir, el mar de ideas contaminadas choca contra los acantilados de la negatividad. Esta crisis emocional consigue sacarme de mis casillas. Al mal tiempo, mi mejor cara. Porque si he aprendido algo en estos bien profundos años, es que este es mi momento. Mi oportunidad de darle al mundo la vida que tanto le falta. Se mueren las flores por miedo a asfixiarse, se extinguen las especies por temor a la soledad. Los días pasan y el alma tibia rasca por mis adentros en busca de un rincón donde amar. Hay que agradecernos a nosotros mismos que seguimos aquí, en el camino de nuestra propia victoria.

¿Sabéis cual es la mía? ¡Disfrutar de la vida!

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s