All posts filed under: Sin categoría

Anticipando o cagándola

Hay bocas impulsivas donde la fuerza cae por su propio peso. De ellas surgen ideas desgarradas con gritos y enfados. No hay sin duda tarea más complicada que controlar la radicalidad de nuestros actos. Aun así la ira sobrepasa sus límites. Cuando los ánimos se tensan, el cuello y la mandíbula pasan a ser protagonistas. La mirada expectante, vasos rotos, tachones sin sentido y las pulsaciones en su mayor delirio. Más sencillo es tomar aire antes de hablar. Eduardo López Anuncios

¿Limosnas o vicios? – Alms or vices?

¿No os dais cuenta de que vivís en una queja continua? Lucháis por conseguir llamar la atención de los demás siendo falsas víctimas. Y aún así dais pena, porque no podéis ver la realidad. Esa persona con ojos tristes sentada en la puerta del supermercado espera ansiosa su dosis de cariño. Un abrazo es suficiente para algunos pero para muchos otros la dosis tiene un elevado precio que solo el vicio vicioso conoce. Mis propinas del trabajo permanecerán en mi bolsillo. Y en este caso mi bocadillo será dividido en tantas partes como bocas hambrientas haya. Basta ya de engaños y falsas apariencias. La generosidad dejó de ser libre. ¿Compartir o permitir que se aprovechen de ti? – Why do you not realise that you live in a continuous battle? You fight for the attention of others by being false victims.  I feel sorry for you because you can’t see the truth. The person with sad eyes sitting at the supermarket door looks forward to a dose of love.  A hug is enough for some, …

Ventana

Hacía meses que la ventana no quería dejarme viajar. Las persianas siempre permanecían altas y mi vista concentrada en imaginar el camino. Optaron por empañarse los cristales y también mi mirada. Todas las horas invertidas en aquel ventanal pasaron del recuerdo al olvido. Pero siempre volví a intentarlo, porque tras ella la realidad permanece viva y con ella mis pensamientos prevalecen. Observo tanto como respiro. Y si es esta mi única oportunidad de vivir que sea rica en vivencias. Las palabras me ayudan a aprender de mis errores. Las personas muestran sus jugadas y mis ojos captan cada uno de aquellos detalles que hacen diferente a esta ventana. No es un lugar cualquiera, es el sitio donde barnizo mis deseos con la belleza natural de las palabras. Te invito a que mires tras la tuya, nos veremos tras el reflejo. Eduardo López

Viaje deseado es sueño cumplido

Cuando crees que lo has visto todo es cuando aparecen sus calles serpenteantes para dejarte hipnotizado. Es placentero viajar. No importa si es larga o breve la travesía. El tiempo corre a toda velocidad para todos, qué mejor que aprovecharlo al máximo. Se aprende en el camino, no alcanzando simplemente el objetivo. Las ciudades llenan almas, el mar sostiene los pensamientos y el cielo cuando lo sobrevolamos nos hace vernos tal y como somos. Tan pequeños como diminutas migas de pan bañadas en tan inmensa sopa de oportunidades. Permite que tus ojos vivan sin censuras. Pasea sin complejos. Viaja sin límites y pierde el norte para acabar en el sur. Eduardo López

Por narices

Torpeza la mía por dejar el lápiz y coger el cuchillo. La libreta sobre la mesa y mis manos sobre la tabla de cortar. Son ingredientes y objetivos. Son alimentos que cocinar y deseos que alcanzar sea como sea. Se unen las profesiones, todas tienen parecidos entre ellas, sin embargo, existe una profesión en cada uno que nos pide continuamente cariño. Nos insinúa que estamos sobre el filo del olvido. Por lo tanto de cabeza contra lo que se plante delante de nuestro objetivo. Se mezclan sal y pimienta, creatividad y conciencia, realidad y mucha paciencia. Arriesgar es más que estar dispuesto a perder, es tener la valentía de ir por el camino más largo y difícil. Todo por alcanzar tu objetivo. Eduardo López

Dulce hogar – Sweet home

Tras inevitables despedidas es esencial darse cuenta de la distancia que existe entre nuestros cuerpos. Estamos lejos pero siempre juntos. El amor hacia tu tierra es el más puro. Es en nuestra casa donde aprendimos a vivir sin miedos. El deseo de sentir de nuevo la sal del mágico mar. El sueño de oír el choque de las olas contra mis deseos. Son sensaciones con olor a vacaciones.  Amenazo con volver a verte. Tras todo esfuerzo llega la recompensa. La calma, el silencio y nuestro propio hogar.  — After inevitable goodbyes it’s essential to realise the distance that exists between our bodies.  We are far but always together because our energy is connected constantly.  The love we feel towards our home is the purest.  It is our home where we learnt to live without fears. The desire to feel again the salt of the magic sea, the illusion of hearing the shock waves against our wishes.  This are sensations that smell of holidays. I assure you that I’ll see you again.  After effort comes reward.  The …