Hacerlo dormido

Estándar

Perdí el control de mi mente y el placer se apoderó de mis pensamientos. Ejerció mi subconsciente de guía y viajé a lugares eróticos donde resbalaba mi piel entre sus piernas vibrantes. Desperté, percibí mis manos vacías y vi a mi corazón contento.

Realidad en sequía pero sábanas húmedas. 

Eduardo López

Processed with VSCO with x1 preset

Imagen por Raquel Ruiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s