Como un plato de sopa

Existen gestos que endulzan los despertares. Acompañados con sonidos rechiflando y con el aire de frente, se topan de lleno contra la realidad rutinaria.

Esos detalles crean la escenografía que me acompaña en cada función, pero hay un decorado y es preciosa mi bahía, que la contemplo con el alma marinera en un puño y la sal escamada en mi olfato.

Todo un cuadro, donde el reflejo surge al verte reflejado.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

¿Me acompañas?

Si crees en la suerte es porque estás quemando la planta en el fuego de tus pies.

Si crees en ella es porque el riesgo te persigue estrangulándote.

Se trata de invertir tus fuerzas y tu ambición para que la suerte te acaricie sutilmente.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

Niñez obligatoria

Si conserváramos en algún rincón de nuestro ser la curiosidad del niño, la sabiduría estaría por encima del ansia de tener y de la idea errónea sobre qué es la felicidad.

Es tu actitud la felicidad más pura.

Eduardo López

Lecciones y nuevo año

Observa pausadamente lo que tu vista ve y las escenas vitales serán mucho más excitantes.

Escucha a los demás y refléjate en ellos para crear armonía.

Aliméntate de momentos de locura y pasión.

Ríe, llora y no pares de sentir.

Año nuevo, continúan los sueños.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

Calla y escucha

Podría estar un día entero sin comer ni beber, sin embargo, no duraría ni un solo día sin sentirte, sin excitarme contigo, sin ducharme contigo, sin bailar y brincar contigo.

Mi pan de cada día, la música.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

Ideas navegando

Sus ondulaciones hipnotizándome, sus colores emocionándome, sus ruidos enviciándome y sus olores envenenándome. Pero aun así, te necesito ver para para sentirme, te quiero cerca para evadirme y saciar de este modo la sed de beberte, mar.

Los ojos llorosos y la sal en mis mejillas.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

¿Y las fiestas?

Las luces decorando las calles y los pies temblando de frío. Maratón de compra y venta, pero mis manos congeladas de frío. Música, bailes y mantecaos, miro a mi alrededor y la soledad me persigue tiritando de frío. Regalos, detalles y más regalos. ¿Sabes dónde está el calor de estas fechas? En el reencuentro, ese momento en el que nuestras almas amigas se unen para sonreír y cantarle a la vida. Entonces mi cuerpo entra en calor y las luces brillan en forma de sonrisa.

Que me ayuden a ver no quiere decir que sean algo más que decoración.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

Enamorado agresivamente

La sed me ahogaba y tus caricias asfixiándome.

El hambre me maltrataba y tus miradas retorciéndome.

No es amor violento, es el ansia de amar.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

Falsos cofrades

¿Me quieres convencer de que eres todo un caballero? A pesar de tu bonita camisa bien acompañada con ese traje elegante de chaqueta, aspecto correcto, afeitado y patillas perfiladas, fragancia con olor a incienso y ese puro en la boca, solo quieres aparentar, y ahora que aparentas ser todo un caballero vas y tratas a tu mujer con la punta del pie.

No conseguiste con las apariencias engañarme.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

Puzzle natural

No hay nada más enriquecedor que una reunión de miradas sinceras. No hay nada más bello que el trayecto donde se restriegan pieles verdaderas. No hay nada más puro que las conexiones entre nuestras vulnerables animas.

No sería nada el mundo sin las relaciones.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López