Sin categoría
Dejar un comentario

Valoración personal

Cuando lo dejas es cuando conoces el nivel de dependencia que tenías. No estabas enganchado, complejamente te había pescado la obligación de vivir a sus pies. Vivir para algo, despertar pensando en soltar su humo y soñar repetidamente en esa sensación. He dado con la clave de mis miedos cuando se han ido. Quizás esos vicios me impedían ver la realidad. No puedo poner la mano en el fuego pero sí puedo sentirme más valiente y fuerte que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s