Sin categoría
Comments 2

Grandes cambios

Se deterioran las ansias pero el corazón nunca deja de latir. Sensaciones que antes me hacían sentir libre, ahora tan solo entorpecen mi transcurso. Los vicios nos duermen, no nos hacen inmortales. Dejamos en un segundo plato el amor hacia nuestro propio organismo. Sin él, las palabras no avanzan, las frases no llegan a construirse y tampoco mis ideas llegan a ser compartidas con vosotros.

Un fuerte abrazo a los ojos que me leen, ya mi corazón os siente.

Eduardo López

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s