Sin categoría
Comments 2

¿No me vas a dejar continuar?

No paran de interponerse en el transcurso de mi rabiosa e inestable lucha. Lo hacen con gusto y creen saber de todo. Pero carecen de información y de verdad. No deseo que alaben mi nombre y susurren mis desgracias. Solo quiero progresar a mi ritmo con el fin de centímetro a centímetro recorrer el trayecto que yo construyo y la vida diseña. A veces la paciencia desaparece y… la ansiedad y la ira se muestran resistentes. El dolor y el llanto nos atacan. ¿Consecuencias? Se nublan los pensamientos y se distorsionan las metas, estas así no darán con su dueño. ¿Soluciones? Apretar fuerte los dientes, evitar que entre ellos esté la lengua y las comisuras de los labios estiradas en dirección a las orejas.

Quien ríe siempre vive mejor.

Eduardo López

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s