Sin categoría
Dejar un comentario

Vuelo y raíces echadas

Cuando lo nuevo sorprende, la mirada pierde el norte y la memoria colecciona nuevas experiencias. Es especial ver florecer nuevos caminos que descontentos huían de la tormenta que los dejó secos y llenos de ceniza. Necesitamos ver para confiar en nuestro futuro, tropezarnos con culturas contrarias a nosotros y que estas nos hagan crecer a pasos agigantados. El mismo cielo pero en perspectiva distinta nos acoge con sus nubes creativas para, de vez en cuando, sacar de nuevo al sol radiante que hidrata nuestra piel sin esperar nada a cambio. Cuánta verdad en cada suspiro, cuánta sinceridad en cada abrazo y de verdad qué placentero es conquistar con nuestros pies nuevos territorios. Es tan fácil como entregarse de verdad al tiempo, dejarse llevar por las costumbres y sembrar nuevas compañías.

¿Cómo sería vivir sin arriesgar?

¡Que continúe la aventura!

Eduardo López

Eduardo López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s