Continuidad

Estándar

Mi bolígrafo siempre tiene tinta y ganas de cabalgar sobre mis emociones. Su perfilada punta rebusca sin cesar hasta encontrarse con la verdad más fina y excitante. Hay folios que se doblan nada más verlos y billetes rotos por el uso, aún así, no son más que papeles. Existen palabras de corazón y frases perversas de mente. Vivo días largos de diversión y cortos tramos de tiempo interminables. Pienso, siempre pienso que imagino, y cuanto más difícil el objetivo veo, más amor hacia ello siento. Luego recapacito y me susurro al oído… – confía en ti mismo, de no hacerlo, el mar destrozaría tus huesos, flotaría tu alma mientras se produce el gran enredo de algas en tu cuello -. Por ello sigo con garras y manos sinceras.

La obligación ya la tenemos, debemos vivir sin esperar que lleguen los momentos de disfrute, buscar en el sufrimiento el aprendizaje y vivir, siempre, imaginar.

Eduardo López

Eduardo López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s