Sin categoría
Comments 5

Cara a cara

Es bien fácil ir por la vida mostrando la falsa felicidad que se apodera de la realidad. Veo demasiadas sonrisas de vidrio a punto de estallar por el calor de las dificultades. Aún así y sin quererlo, puedo saber dónde y cómo estáis. ¿Siempre alegres, verdad? Se ha convertido en rutina el perder la intimidad y estar en los ojos de todos. Es preocupante seguir enseñando al mundo cada paso que damos, es nuestro camino y hoy día el de todos. ¿Libertad de expresión? ¿Censura? No existen barreras cuando nos miramos cara a cara, entonces sí se aceptan risas, llantos, ideologías e incluso desnudos.

Al perder la privacidad dejamos a un lado nuestra esencia, vendiendo nuestra alma y nuestra personalidad al mundo envidioso que nos rodea.

Eduardo López

Eduardo López

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s