Sin categoría
Dejar un comentario

Enganchado de verdad

Su rompida me lleva al sitio más alto al que puedo llegar. Una alucinación sana donde el sonido de su espumosa sal crea reales vibraciones en mi bienestar. Respira belleza para después extenderse por la arena, esclava incondicional de la orilla del mar. El anaranjado caer del día entre azules me deja para por la mañana volver a brillar. Oscuro total y en soledad observo la función que está por comenzar. La locura apoderándose de mí, de tanto alabar este paisaje.

Es una necesidad obligatoria sentarse a escuchar para repentinamente situarse en el mundo y permitir que la vida te traiga de nuevo a este lugar.

Eduardo López

Eduardo López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s