Intercambio de tesoros

Estándar

Los vellos de los prados serpentean como las aguas de una bahía repleta de deseos humedecidos. El horizonte profundo ciega mis ojos y los rayos de luz me regalan su tranquilidad. Las barcas se balancean y salpican sutiles gotas de agua salada. Buen sabor de boca el del pescador que contempla el salto del pez. Un brinco de suerte, del mar a su plato. Como siempre mis nervios pellizcan mi interior y la inquietud envenena mi respiración. El entorno seductor me ha guiñado, quiere que permanezca quieto y expectante. Ha prendido la llama, mi vista drogada por su paz no da para más… por ello vendo rincones, yo te enseño mi paraíso a cambio de conocer de lleno el tuyo.

Quiero quedar con tu lugar preferido, estrechar su mano y conocer sus encantos.

Eduardo López

Imagen por Eduardo López

2 comentarios en “Intercambio de tesoros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s