Sin categoría
Dejar un comentario

Libre y juntos

Deja de agarrarla, ella anda sola.

Deja de mirarla, ella ve de sobra.

No la quieras tanto, déjala quererse a sí misma.

No la acaricies tan fuerte, déjala resbalarse sobre su piel.

Trata de endulzar sus días.

Consigue hacer que se sienta arropada.

El amor no entiende de obsesiones, si las hay, no hay amor y sí prisiones. El prisionero enamorado olvidó la llave del candado. Cerró sus ojos y ella seguía ahí, como todas las parejas deben ser, Libres.

Eduardo López
image1

Imagen por Eduardo López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s