Sin categoría
Comment 1

Pisadas enriquecedoras

Los pies abandonan suelo firme para clavar su planta en superficie granulada. Sienten su sutil suavidad y su temperatura resguardada. Lo suave se convierte en rugoso y tras numerosos pasos, se vuelven húmedos los pies y el agua salada tiñe mi piel.

Sin control mi alma se abre, mis ojos se cierran y mi olfato respira sin cesar aquella energía limpia que es arrastrada por las olas de la mar. 

Eduardo López

0cf77d80-6f44-4809-97a0-c57624e845c1

Imagen por Eduardo López

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s