Beber por beber

Estándar

Llego, saludo y me siento. Me bebo doce cervezas para calentar, seguidamente ocho copas de whisky para ponerme a tono, todo por supuesto compaginado con dos paquetes de cigarrillos que me fumo y cinco cigarros de la risa entre copa y vaso. Miro a mi alrededor y siento que no hay barreras, que la depresión se ha suavizado y que todo me resulta más positivo. Pero desgraciadamente es momentáneo, horas después, la resaca protagonizará la escena y la realidad azotará mis entrañas. Entonces la soledad será el resultado de todo.

image2

Imagen por Eduardo López

No lo hagas para olvidar y olvida lo que no hagas.

Eduardo López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s