Sin categoría
Comments 4

Sin granito de arena, no hay victoria

La creadora y peligrosa mente se apodera del dominio consciente de mi cuerpo. – Yo quiero pero no puedo. – ¡No! ¡No quieres! Mi alrededor intimida a mi alma que deseosa de vida, pide limosna en el callejón oscuro de mi pensamiento. Las ideas atormentadas necesitan la sal de la mar serena para centrarse en la esencia de su existir.

¡Para entonces querré y podré hacerlo!

Eduardo López

image1 (2)

Imagen por Eduardo López

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s